PURE5 | Cómo conseguir Remediación de THC con PURE5

PURE5 explora cómo disminuir niveles THC (Remediación de THC) con su sistema especializado en Remediación.
Se han utilizado muchos nombres de acuerdo con el cumplimiento en la producción de cáñamo, por ejemplo, “T Compliant”, lo que significa que los niveles totales de THC en el producto están por debajo del nivel legal de 0.3% o 0.2%. El término “T-Free” comenzó a surgir en relación con el uso de nuevas tecnologías que permiten la eliminación completa del THC del aceite de cannabis. En general, esto se llama “proceso de remediación”.
El estado de “T-Compliant” de un producto se puede lograr mediante la simple dilución del extracto inicial, por lo que el THC se diluye a niveles legales, sin embargo, este no es un proceso de remediación real. Las tecnologías de extracción de THC más utilizadas convierten el THC en otra molécula similar o separan las moléculas de THC en un cubo.

Comprender los diferentes procesos de la Remediación

Actualmente, el proceso más popular de eliminación de THC es por separación, y la técnica de separación más común se realiza mediante cromatografía líquida. Este es un proceso más lento y de mayor coste, ya que la cromatografía requiere una gran inversión de capital y altos gastos operativos.
Hay varias cromatografías por proceso y resolución como ejemplo Flash (FC), Partición centrífuga (CPC), Contracorriente (CCC), Columna (CH), Lecho móvil (MBC), Película fina (TFC), etc.
El proceso de menor coste, y por lo tanto de menor resolución, es la cromatografía flash (FC), seguida de la cromatografía de lecho móvil (MBC), y la más avanzado es la cromatografía de partición centrífuga (CPC). El propósito de todos estos procesos es aislar todos los químicos colocándolos en una secuencia diferente y drenándolos en múltiples salidas o por turnos de tiempo, para que estén separados al final.
Utilizando cromatografía, a menudo se requieren dos o más disolventes. Esos deben estar almacenados y deben obtenerse los permisos adecuados, ya que la mayoría de esos solventes se venden bajo permiso y están regulados por ley. Por ello, se debe proporcionar un equipo de recuperación de solvente adicional debido a su naturaleza agresiva y se requiere el certificado GMP, por lo que, se debe monitorear la contaminación cruzada.
La conversión entre cannabinoides cuando está influenciada por el calor se conoce desde hace años. Por ejemplo, la conversión más común es el THCa en THC y el CBDa en CBD. Esa conversión ocurre cada vez que se quema la flor.
Otra conversión es la desintegración del THC con el tiempo. A modo de ejemplo, un estudio muestra que el THC se descompone alrededor de un 10% cada año y es probable que se oxide a CBN. Esta conversión suele ser enzimática con la influencia del oxígeno del aire.
Hay muchas afirmaciones de que, a través del calor intenso, el THC se transforma en CBN, y mucha gente cree que esta es la mejor opción para remediar el componente problemático a gran escala. Sin embargo, en ese caso, la pérdida del CBD es tan grande que, en la mayoría de los casos, frustra el propósito. La pérdida de volumen y de ingredientes activos puede llegar hasta el 20% al 30%.

Soluciones

20L LPE

Este equipo es un sistema de extracción a escala de laboratorio, ideal para la extracción de terpenos y cannabinoides. Hay varias unidades de este equipo, que varían en tamaño entre 20L y 1000L. Estos equipos son sistemas totalmente automatizados, con una degradación mínima de los ingredientes y operados con un mantenimiento extremadamente bajo.

200L LPE

Sistema de extracción a baja presión (LPE). Esta es una técnica no inflamable, no explosiva y no tóxica que se puede aplicar en diversas industrias.
Aprobado por la FDA para aplicaciones farmacéuticas y alimentarias, el LPE 200L se usa ampliamente en la extracción de terpenos y cannabinoides de plantas secas o frescas (el procedimiento cambia según el formato de muestra utilizado).

Puedes leer el artículo original haciendo clic aquí.

  • Compartir: